Translate

jueves, 27 de agosto de 2015

EL PODER DEL ANILLO

                                                    
http://alexmudet.blospot.com

A pesar de no ser una especie que podamos catalogar de inteligente, los seres humanos tenemos nuestros momentos de inspiración y a veces hacemos cosas sorprendentes. Prueba de nuestro lado inteligente (en inglés "smart") son los smartphones, las smartband, los smartwatches o las smarthome. Pero por si todo ese batallón de complementos no era suficiente - algunos ya imprescindibles para nosotros como los teléfonos inteligentes - ahora también podemos adquirir los anillos de la empresa Mota, actualmente con sucursales en California, Nevada, Shenzhen y Hong Kong.  
Disponibles desde abril de ese año, los DOI SmartRings de Mota está haciendo furor en todo el mundo, recibiendo las mejores críticas entre las comunidades tecnológicas y haciendo arder medios tan influyentes como la BBC World News, el New York Times, Associated Press, la Fox News o The Guardian. Y es que hoy se llevan los gadgets sofisticados, y el anillo inteligente es la simplificación perfecta de las pulseras o los relojes que vemos actualmente y de los que ya hemos hablado en esta sección.
El DOI SmartRing te avisa mediante vibraciones que tú mismo puedes personalizar y una pantalla LED en la parte posterior que ofrece textos e iconos. Puedes leer mensajes, saber tu repercusión en Twetter o Facebook, si estás recibiendo una llamada y quién te está llamando, notificaciones y eventos de tu calendario. La pantalla es táctil y puedes acceder y consultar antiguos contenidos gracias a su tecnología BlueTooth sólo con deslizar el dedo sobre ella. También son resistentes al agua.
Otras funciones de los anillos inteligentes (cada vez hay más modelos, más finos y complejos) van desde el deporte –monitoreo de actividades y posibilidad de controlar con el dedo la música que uno escucha en los auriculares-, a presentaciones de oficina, control remoto de los aparatos de la casa, el garaje o ayuda para personas discapacitadas. También se piensa ya en anillos que controlen el puntero del ordenador, que manejen todo el software con gestos, leer libros electrónicos en tu televisor o dibujar sin tocar superficies.
Y esto es sólo el principio de un formato que, dicen, terminará por derrocar el mercado de los móviles, que ya está hipersaturado.

¿Volvemos de nuevo al "cuanto más pequeño mejor"?

El tiempo dirá.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario